ROBY: “LAS PUERTAS ESTÁN ABIERTAS PARA REGRESAR A INDIA”

Roby Norales deja en claro que no se siente derrotado y resalta su espíritu guerrero como la fórmula que le ayudará a volverlo a intentar en el extranjero.

El jugador fue entrevistado por Diario La Prensa y dejó al descubierto sus deseos con la mira en lo que viene. Espera tener equipo en el exterior en junio, aunque tampoco le cierra la puerta a continuar en suelo catracho si se presenta la oportunidad.

Lo sucedido en India: Fue por la mala suerte de la lesión, me perjudicó, empecé bien pero a veces que entrenaba o jugaba sentía la molestia del tendón del tobillo; tuve la esperanza de que solo era un golpe, pero al hacerme el examen me salió que era una fisura en el tobillo.

Adaptación: No. Más bien la gente allá se sorprendió conmigo, porque en menos de una semana ya estaba adaptado, no tuve problema ni con los alimentos ni la adaptación, son cosas de fútbol y me tocó a mí, pero los compañeros, técnicos y afición fueron buenas personas y me trataron de la mejor forma, la lesión fue la que me jugó la mala pasada.

Salida de India: La verdad hablé con el club y llegamos a un acuerdo mutuamente, les dije que tenía más confianza con los doctores de aquí de Honduras, llegamos a un acuerdo y ellos aceptaron y por eso me vine; las puertas están abiertas para regresar a la India, no están cerradas.

Su lesión: Fue en una jugada que me cometieron penal (en Bengaluru), sentí un trabón y se agravó la molestia; cuando fuimos a Jordania a la previa de la Champions ya no me permitía (el dolor) entrenar. Yo hacía el intento para estar entre los once, pero la verdad se me complicaba. Decidí venirme para recuperarme al cien y estar bien para la Selección también.

Experiencia en la India: La verdad muy bonita la experiencia, para qué, tiene lugares hermosos y feos; en la ciudad que yo estaba era muy atractivo el estadio y las canchas donde entrenábamos. La verdad aprendí de los compañeros, de Juan Rodríguez, un chico que debutó con el Real Madrid en la era de Mourinho, el cuerpo técnico se portó a la altura conmigo; el idioma sí se me complicó, pero mis compañeros y Juan me estuvieron ayudando.

Pretenciones antes de irse: Estaba Marathón, Real España y no sé si la gente de Tegus también, pero decidimos con mi familia que la mejor opción era salir al extranjero, pues es una aventura mejor y nos iba a ir mejor en lo económico.

Ánimo: La verdad me pasó factura al inicio, estaba triste, pero la ayuda de la familia, mi esposa, hermano y hermana, que siempre me apoyan, me subió el ánimo y me dije: “Son cosas del fútbol y tengo que asimilar, trabajar al cien y tener otra revancha, que son las más bonitas”.

Platense: Estamos ahí, cuando uno hace las cosas bien tiene opciones de volver, porque no salí mal de Platense; de hecho, agradezco porque ellos me han ayudado bastante, el profe Clavasquín también.

Deja un comentario