Estás aquí
Inicio > Internacionales > CRISTIANO EN SU EMOTIVA CARTA: “EL FÚTBOL ME AYUDÓ”

CRISTIANO EN SU EMOTIVA CARTA: “EL FÚTBOL ME AYUDÓ”


REDACCIÓN: Agencias


Cristiano Ronaldo ha publicado hoy una carta abierta en la que repasa su carrera en The Players Tribune. El delantero portugués del Real Madrid repasa su carrera desde sus inicios en Madeira, el trance que supuso separarse de su familia para ingresar en la academia del Sporting, las ganas que tenía de debutar en la Premier o el reto que más le emociona, ganar con el Real Madrid. También aprovechó la ocasión para mostrar su lado más íntimo y familiar, contando anécdotas familiares y vivencias con su primogénito, Cristiano Jr.

La carta comienza repasando su infancia en Madeira, junto a sus padres y sus hermanas. Él jugaba habitualmente en la calle y fue su padre el que le invitó a probar en el CF Andorinha, en el que ejercía como utillero. Cristiano cuenta lo especial que fue para él el primer día que su madre y sus hermanas fueron a verle jugar.

“Yo seguía mirando a la banda antes de cada partido y veía ahí a mi padre, de pie, solo. Hasta que un día -jamás olvidaré esta imagen- mientras calentaba, volví a mirar como siempre y ahí estaban mi madre y mis hermanas, sentadas en la grada. Me sentí tan bien en ese momento. Significó mucho para mí. Algo cambió dentro de mí. Me sentí orgulloso. Y aquel día, yo me sentí así. Me sentí protegido y querido. Como solemos decir en portugués, menino querido da família.”

Su mudanza a la residencia del Sporting de Portugal fue uno de los momentos más duros de su infancia. Cristiano reconoce en esta carta que fue “la etapa más difícil” de su vida a nivel emocional y futbolístico. El delantero portugués se veía “más flaco” que sus compañeros y decidió empezar a trabajar su físico.

“El fútbol me ayudó a seguir adelante. Yo sabía que era capaz de hacer cosas en el campo que los otros chicos de la academia no podían hacer. Recuerdo la primera vez que escuché a uno de ellos decirle a otro, “¿Has visto lo que acaba de hacer? Es una bestia.” Empecé a escucharlo a menudo. Incluso a los entrenadores. Pero siempre había alguien que decía, “Sí, pero es una pena que sea tan pequeño.” Y es verdad, yo era muy flaco. No tenía músculo. Así que a los 11 años tomé una decisión. Ya sabía que tenía más talento que los demás. En ese momento decidí que también iba a trabajar mucho más duro que ellos.” escribía. También confiesa que le dijo a sus compañeros que sería “el mejor del mundo” antes siquiera de llegar a la primera plantilla sportinguista.

Después de llegar al plantel profesional del Sporting, Cristiano reconoce que creció su ambición, que quería ir a la Premier League y justo, al Manchester United al que seguía cada fin de semana a través de televisión. Tras triunfar como ‘red devil’, el portugués asegura que el Real Madrid era su sueño, su nuevo gran reto y que quería “convertirse en leyenda” del club blanco.

“Al principio, ganar trofeos era muy emocionante para mí. Recuerdo cuando gané mi primera Champions con el Manchester, las emociones me superaron. Lo mismo con el primer Balón de Oro. Pero mis sueños eran cada vez más grandes. Supongo que así funcionan los sueños, ¿no? Yo siempre había admirado el Madrid y quería un nuevo reto. Quería ganar trofeos con el Madrid, romper todos los récords y convertirme en una leyenda del club.” aseguraba.

Su lado más íntimo aparece justo aquí, donde cuenta una anécdota que le marcó tras ganar la final de Cardiff y como el formar una familia ha cambiado su percepción del éxito a nivel profesional.

“Cuando eres padre la sensación es completamente diferente. Una sensación que no puedo describir. Es por eso que mi tiempo en el Madrid ha sido especial. He sido futbolista, sí, pero también he sido padre.” comienza la explicación.

“Hay un momento con mi hijo que va a quedar grabado para siempre en mi memoria.Es el momento justo después de ganar la última final de la Champions en Cardiff. Acabábamos de hacer historia. Tras el pitido final, sentí que había mandado un mensaje al mundo. Pero entonces mi hijo entró al campo a celebrar conmigo… y la emoción cambió al instante. Él estaba corriendo de un lado para otro con el hijo de Marcelo. Agarramos el trofeo juntos. Y después paseamos por el campo de la mano. Es una alegría que jamás había sentido hasta ser padre. Son tantas las emociones pasando al mismo tiempo que es imposible describir con palabras lo que sentí.” explicaba el delantero portugués demostrando su lado más emotivo.

Aunque asegura que sus sensaciones han cambiado, la ambición por ser el mejor sigue demostrándola día tras día y así lo explica: “Después de 400 partidos con el Madrid, ganar sigue siendo mi máxima ambición. Lo es todo para mí. Creo que nací siendo así. Pero la sensación cuando gano ha cambiado. Este es un nuevo capítulo en mi vida.”

Aún así, el portugués termina la carta con otro emotivo mensaje dedicado a su hijo. “Pero lo que más recordaré de mi tiempo en Madrid, y de lo que les hablaré a mis nietos cuando tenga 95 años, es de lo que sentí caminando sobre el césped de la mano con mi hijo, siendo campeón. Ojalá lo podamos repetir pronto.” sentencia Cristiano.





Deja un comentario

Top
Powered by Live Score & Live Score App